Ibón de la Solana

El agradable camino que remonta el barranco de la Solana desaparece al llegar a una pleta. La barrera de escarpes que nos separa del ibón de la Solana debe superarse con una incómoda ascensión fuera de sendero. Puede resultarnos menos esforzado visitar el ibón siguiendo una travesía que realizan los miembros del cercano Campamento de Virgen Blanca. Este recorrido asciende primero a los lagos de Millares y Luceros, para descender posteriormente al ibón y a la pleta de la Solana.

Punto de partida

Pista de entrada al barranco de la Solana. Este desvío aparece cuando se llevan recorridos unos 5.3 km de la pista que une San Juan de Plan con Viadós.

Itinerario

Ganando altura por la pista, pasamos al lado de una fuente o cumo. A los 10 minutos de marcha llegamos a un cruce de pistas. Continuar por el ramal ascendente. La ruta se mueve entre bosque de pinos silvestres, boj, escaramujos y gencianas amarillas. En una zona de bosque aclarado rodeamos una pequeña cabaña con redil. Cruzando un par de torrentes ganamos altura entre un bosque para llegar a una pleta dominada por la afilada aguja de la Selva. Dejamos a la izquierda el camino que seguíamos y ascendemos por sendero hacia el barranco que baja de la aguja de la Selva. El sendero gana altura entre bosque de abedules y pinar, cruzando varios torrentes. Siguiendo el curso del barranco principal, remontamos una fuerte pendiente para alcanzar otra hermosa pleta. El torrente emisario del ibón se despeña en este punto formando una cascada.

A partir de esta pleta no hay un sendero que remonte directamente la barrera de escarpes, ni las espesas masas de rododendros y pinos negros que crecen en este terreno rocoso.

Vista al ibón de la Solana

Las pendientes de nuestra izquierda , derecha orográfica del torrente, resultan algo más cómodas de remontar. Iniciamos la ascensión por una canal que nos introduce en el pinar. Continuamos ganando altura en cortas lazadas hacia la izquierda, que nos ayudan a superar empinadas canales de bloques sueltos. La pendiente cede paso a una zona con algunos pastizales y restos de una mallata. Avanzaremos a nuestra derecha para llegar a un promontorio que domina la cubeta del ibón de la Solana, hermoso lago de aguas azules y forma alargada. Vista sobre las agujas de la Selva y Rechanzar.

La ascensión al ibón puede costarnos algo más de 3 horas desde el inicio de la pista.

Un poco más elevado, hacia el SE, se encuentra el ibón de los Luceros. Un impetuoso torrente que cae en cascadas comunica los dos lagos.

Época recomendable

Todas

Horario aproximado

3 horas

Dificultad

Pendientes finales de pedriza sin sendero.


¿Te has quedado con ganas de más deporte en la naturaleza? Vías ferratas en los Pirineos, barranquismo, kayak, rafting… la zona ofrece multitud de posibilidades para practicar actividades de aventura. ¡Ven a comprobarlo!

Our Score

Our Reader Score
[Total: 0 Average: 0]